Lawditic | Lawditic se adhiere al Arbitraje de Consumo
58417
post-template-default,single,single-post,postid-58417,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Lawditic se adhiere al Arbitraje de Consumo

twitterlinkedinrsstwitterlinkedinrss

Desde la Junta Arbitral de Consumo de Catalunya (JACC) nos han dado la bienvenida el pasado mes de enero como empresa adherida al arbitraje de consumo otorgándonos el distintivo de calidad que acredita nuestra incorporación al sistema. En este sentido, pasamos a formar parte del censo de empresas adheridas al arbitraje de consumo en Cataluña, ofreciendo así a nuestros clientes una señal más de confianza en la contratación de nuestros servicios.

A modo de recordatorio, indicar que la JACC ofrece a los ciudadanos dos vías para la resolución de conflictos que surjan entre consumidores y empresarios como consecuencia de la compra de un producto o la contratación de servicios: la mediación, a la ya hicimos mención en un post anterior, y el arbitraje de consumo.

De forma general, el arbitraje de consumo es un sistema extrajudicial de resolución de conflictos, por medio del cual las partes (consumidor y empresa) someten la resolución del conflicto a un órgano arbitral y se comprometen a cumplir la solución que dicte, denominada laudo.

Este procedimiento se caracteriza por ser gratuito, voluntario, ágil, sencillo, objetivo y ejecutivo, lo que significa esto último que si se opta por el arbitraje de consumo, queda automáticamente cerrada la vía judicial para reclamar el mismo asunto, ya que el laudo tiene efectos de cosa juzgada, no siendo posible presentar un recurso contra esta decisión ni interponer una demanda judicial por los mismos hechos.

Nuestra confirmación de adhesión al arbitraje de consumo llega casi de forma paralela a la reciente sentencia del TJUE del 15 de enero de 2015, en donde reconoce este tribunal, a raíz de una cuestión prejudicial plateada por un tribunal lituano, que los contratos tipo celebrados entre un abogado y su cliente persona física son contratos de consumo, a pesar de que se refieran a servicios que afecten a intereses personales (divorcio, fijación de residencia de un menor, división de un patrimonio, etc.) y por tanto, en caso de duda, deberán interpretarse de la forma que sea más favorable para el cliente. De este modo, los contratos tipo de servicios jurídicos que se celebren entre abogados y particulares se encuadran en la Directiva 93/13/CEE del Consejo, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, afianzándose de esta manera la protección del cliente frente a su abogado.

Próximamente, procederemos a exhibir el distintivo electrónico otorgado por la Generalitat de Catalunya, distintivo que acredita nuestra incorporación al arbitraje de consumo y afianza nuestro compromiso de calidad y orientación de servicio al cliente. Informaremos de forma clara sobre este hecho a las personas consumidoras en las contrataciones llevadas a término a partir de ahora.

Comparte:
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
No Comments

Leave a Comment: